¿Qué es...? La compensación de emisiones (carbon offsetting)

¿Nunca os habéis preguntado cómo puede ser que haya empresas que proclaman que son neutras en carbono? Por mucho que hayan reducido sus emisiones y utilicen energía eléctrica de fuentes renovables, es prácticamente imposible que las hayan reducido totalmente (los viajes, las emisiones asociadas al consumo de materiales, el transporte de sus productos, etc). Entonces, ¿qué han hecho para poder decir que son neutras en carbono?

La respuesta suele ser que han utilizado el mecanismo de compensación de emisiones (o carbon offsetting, en inglés). Es decir, se han descontado una cantidad de emisiones porque han pagado para que otro proyecto las capture (por ejemplo un proyecto de reforestación de un bosque).

Para la aplicación de la compensación de emisiones, mecanismo que no deja de generar cierta controversia, deben seguirse los siguientes pasos:

  • Calcular las emisiones
  • Evitar las posibles
  • Reducir las imposibles de evitar
  • Compensar las restantes

Cálculo de emisiones

En primer lugar, cualquier empresa que desee declararse neutra en carbono, o que más modestamente pretenda reducir sus emisiones, lo que debe hacer es contabilizar las mismas. Aquí es donde podemos encontrar las primeras diferencias entre unas empresas y otras, podemos contar desde únicamente las emisiones de las que la empresa es directamente responsable (como la combustión de combustibles y escapes de gases refrigerantes en sus instalaciones), pasando por las emisiones indirectas que generan las centrales de producción de energía eléctrica hasta un alcance más completo que también incluiría las emisiones indirectas que la empresa no controla, como las derivadas de la extracción y producción de materias primas, el transporte de los productos consumidos o el uso de los productos fabricados.

Muchas de las empresas que declaran su neutralidad en carbono están contabilizando únicamente las emisiones directas y las indirectas derivadas de la generación de electricidad.

Evitar y reducir emisiones

Eliminando consumos y desplazamientos, mejorando la eficiencia de los equipos y utilizando sistemas de transporte más eficientes desde el punto de vista de emisiones, podemos evitarlas y/o reducirlas hasta donde sea técnica y económicamente posible.

Compensación de emisiones

Una vez contabilizadas las emisiones y eliminadas o reducidas al máximo, es cuando interviene el mecanismo de compensación de emisiones. Mediante este mecanismo, la empresa compra tantos créditos de emisión como emisiones pretenda compensar procedentes de proyectos que han ahorrado estas emisiones.

Para dar credibilidad a la compensación, los proyectos elegibles para la compensación de emisiones están certificados por entidades independientes y la compra suele realizarse a través de empresas especializadas en la gestión de estos instrumentos.

El mecanismo de compensación de emisiones no mejora directamente la competitividad de la empresa, sin embargo, todo el proceso de control y reducción de emisiones sí que ayuda, puesto que cualquier mejora en la eficiencia, especialmente en la eficiencia energética, redundará en una reducción de costes (que será más evidente a medida que los precios de la energía sigan su camino ascendente).

Etiquetas: 

Añade un nuevo comentario

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.